El futuro laboral en la era de la inteligencia artificial

  • Las nuevas tecnologías eliminarán algunos empleos de manera permanente, pero permitirán la aparición de otros.
  • La capacitación constante y el reaprendizaje serán hábitos necesarios para mantenerse vigente.

Buenos Aires—La creciente adopción de la inteligencia artificial y otras tecnologías sugiere que el rol de las personas en la economía se reducirá drásticamente, borrando millones de puestos de trabajo en el proceso, de acuerdo con un reporte del Boston Consulting Group (BCG), realizado en colaboración con Faethm.

Sí bien la inteligencia artificial eliminará algunos trabajos, también creará muchos otros. Por ende, es fundamental que las compañías entiendan estos cambios cuando realicen sus planes a futuro.

“Podemos decir que en general, las computadoras son mejores en las tareas más automatizadas que los humanos encuentran difíciles, pero a su vez, tienden a trabajar con menos eficacia en tareas que los humanos encuentran fáciles de realizar", detalla XX, Managing Director & Partner de BCG. “Ante esto, entendemos que las nuevas tecnologías eliminarán algunas ocupaciones, en muchas otras áreas mejorará la calidad del trabajo de los humanos al permitirles enfocarse en tareas más estratégicas, generadoras de valor y personalmente gratificantes”.

En países como Estados Unidos y Alemania los puestos de trabajo relacionados con la computación, ciencia, ingeniería y matemática se verán afectados. El motivo principal es que la tecnología viene impulsando el aumento de la automatización en estas industrias.

Mientras los empleos que requieren una interacción humana experimentarán una creciente demanda, en rubros como el cuidado de la salud, los servicios sociales y la enseñanza. Las habilidades humanas centrales – tales como la empatía, imaginación, creatividad e inteligencia emocional, que no pueden ser replicadas por la tecnología – se volverán más valiosas en los próximos años.

Recomendaciones para las empresas

Es fundamental que las empresas realicen acciones para anticiparse a los desequilibrios de trabajos en sus mercados:

  1. Llevar a cabo una planificación de la fuerza laboral. Para esto deben evaluar la demanda a futuro basándose en una dirección estratégica y determinando las brechas para ciertos empleos y habilidades específicas. Asimismo, deberían proactivamente diseñar las medidas que permitan cerrar estas brechas, ajustándolas apropiadamente en el presupuesto para asegurar rápidamente su implementación.
  2. Capacitar a la actual fuerza laboral. Dado los cambios tan rápidos que se están dando y el número de nuevas tareas y roles que están surgiendo, el mercado actual será incapaz de suministrar suficiente nuevo talento para llenar todas las posiciones disponibles. Las compañías tendrán que complementar las contrataciones exteriores con iniciativas de desarrollo y entrenamiento interno.
  3. Crear una cultura de aprendizaje constante. Los cursos corporativos solían consistir en certificaciones o programas intermitentes de preparación, pero la economía digital va a demandar una mejora continua de habilidades. Por ende, las compañías deben incorporar el aprendizaje constante en sus modelos de negocios, pero en una variedad de formatos para que puedan ser integrados en la rutina diaria de cada empleado.
  4. Repensar el reclutamiento del talento. Ciertas habilidades, como la codificación de lenguajes informáticos, probablemente serán adquiridas de manera autodidacta o no contarán con una certificación explícita. Esto debe motivar a los profesionales de recursos humanos a evaluar candidatos con una mente más abierta y abarcando una mayor diversidad de currículums.

En la era postpandemia, las empresas también podrían optar por crear un pool de empleados en el que los profesionales con nuevas habilidades sean añadidos sin saber aun en que campo de operaciones encajarían mejor. También podrían evaluar talentos intangibles con períodos de prueba.

El aprendizaje constante a lo largo de la vida será algo normal, ya sea a través de programas ofrecidos por los empleadores o mediante canales privados. Los individuos también deberán centrarse en las habilidades blandas, que serán útiles sin importar los cambios en el mercado.

Pueden leer el reporte completo aquí.

Sobre Boston Consulting Group

Boston Consulting Group hace equipo con quienes lideran la sociedad y las distintas compañías para enfrentar juntos sus desafíos más importantes y captar sus mejores oportunidades. Cuando se fundó en 1963, BCG fue pionero en estrategia de negocio. Hoy en día, trabajamos en estrecha colaboración con clientes para adoptar un enfoque transformacional destinado a beneficiar a todos los stakeholders, empoderando a las organizaciones a crecer, generar una ventaja competitiva sostenible e impulsar un impacto social positivo.

Nuestros equipos diversos y globales aportan una profunda experiencia funcional en diferentes sectores y una gama de perspectivas capaz de provocar el cambio. BCG entrega soluciones a través de consultoría de gestión de vanguardia, tecnología y diseño, y alianzas corporativas y digitales. Trabajamos en un modelo colaborativo único a lo largo de la empresa y de todos los niveles de la organización del cliente, impulsados por el objetivo de ayudar a nuestros clientes a prosperar y permitirles hacer del mundo un lugar mejor.

Press Releases