Cuatro factores que han permitido a un 79% de empleados mejorar su productividad laboral, según BCG

  • La encuesta What 12,000 employees have to say about the future of remote work, elaborado por BCG establece cuatro factores claves para mejorar la productividad de los trabajadores durante el trabajo remoto.
  • La salud física ha sido reconocida como un motor de productividad, reduciendo el ausentismo y los empleados que han trabajado en su bienestar físico tienen el doble de probabilidades de haber mejorado su productividad.

Buenos Aires, 25 octubre de 2020.- La pandemia ha obligado a los empleadores a trasladar una proporción sin precedentes de empleados, alrededor del 40%, al trabajo remoto. Un desafío sorprendentemente, que en lugar de colapsar el funcionamiento de la empresa, ha mantenido o incluso ha mejorado la productividad de los trabajadores, según un reciente estudio de Boston Consulting Group (BCG).

El estudio What 12,000 employees have to say about the future of remote work demostró que el 51% de empleados han mejorado su productividad en tareas colaborativas (trabajo en equipo, intercambios con compañeros de trabajo; reuniones con clientes; entre otros). Mientras que, aproximadamente el 75% de los empleados dijeron que durante los primeros meses de la pandemia han podido mantener o mejorar la productividad en sus tareas individuales.

La investigación también destacó que el 60% de los empleados buscan cierta flexibilidad en el lugar y el momento en que trabajan y que más del 70% de los gerentes están más abiertos a modelos flexibles para sus equipos que antes de la pandemia.

Sin embargo, el hallazgo más importante ha sido identificar los cuatro factores que han permitido mantener al 79% de los profesionales satisfechos y mejorar su productividad en las tareas colaborativas. Entre ellos se destacan: conectividad social, salud mental, salud física y herramientas para el lugar de trabajo.

Conozca en qué consisten estos cuatro factores esenciales para ganar en la nueva realidad:

  • Conectividad social: Este factor tiene un enorme impacto en la productividad. Los empleados que muestran esta conectividad con sus colegas tienen dos o tres veces más probabilidades de haber mejorado su producción. Esta es esencial para cualquier empresa que busque mejorar la comunicación, aumentar la eficiencia, acelerar la adquisición de habilidades o aprovechar la innovación.
  • Salud mental: La encuesta muestra una correlación entre la salud mental y la productividad. Las personas que han experimentado una mejor salud mental durante la pandemia tienen dos veces más probabilidades de producción. Si bien la conciencia sobre el impacto de la salud mental en el trabajo ha ido en aumento, la pandemia —y el estrés y la ansiedad que ha creado— subraya lo importante que es para los empleadores reconocer los vínculos entre la salud mental y la productividad.
  • Salud física: Este factor ha sido reconocido como un motor de productividad, reduciendo el ausentismo y creando una fuerza laboral más enfocada y de mayor rendimiento. Los hallazgos evidencian que los empleados que han trabajado en su bienestar físico tienen el doble de probabilidades de haber mejorado su productividad. Esto resalta la importancia de incorporar tiempo para dormir, hacer ejercicio y nutrición en las nuevas rutinas de trabajo.
  • Herramientas para el lugar de trabajo: La encuesta arrojó que los empleados están satisfechos con herramientas como videoconferencias, pizarras virtuales y software de gestión de proyectos. Un encuestado de la industria de la tecnología dijo que "tener una configuración de escritorio igual que la oficina y el hogar con la misma conectividad" es esencial para él para mantener la productividad, mientras que otros encuestados informaron que las aplicaciones y herramientas digitales como las videoconferencias son importantes para mantener sus niveles de productividad.

“El trabajo remoto está generando cambios profundos en las formas de trabajar y abre las puertas para impulsar modelos win-win entre empresas y colaboradores. Es clave que las empresas desde ya redefinan su modelo de trabajo para el mediano/largo plazo y establezcan los habilitadores necesarios como la tecnología, prácticas de trabajo, cambios en los procesos de capital humano y adaptaciones al liderazgo y cultura para captar los beneficios y minimizar los riesgos de esta transformación” señala Cristián Carafí, Managing Director y Partner de BCG.

El artículo completo, se puede leer aquí.

About Boston Consulting Group

Boston Consulting Group partners with leaders in business and society to tackle their most important challenges and capture their greatest opportunities. BCG was the pioneer in business strategy when it was founded in 1963. Today, we help clients with total transformation—inspiring complex change, enabling organizations to grow, building competitive advantage, and driving bottom-line impact.

To succeed, organizations must blend digital and human capabilities. Our diverse, global teams bring deep industry and functional expertise and a range of perspectives to spark change. BCG delivers solutions through leading-edge management consulting along with technology and design, corporate and digital ventures—and business purpose. We work in a uniquely collaborative model across the firm and throughout all levels of the client organization, generating results that allow our clients to thrive.

Press Releases